Conexión Vital

El simulacro de evaluación que se vivió en el aeropuerto de Cartagena es el último paso de un proceso que empezó hace más de dos años.

Si alguna persona llegase a presentar un problema cardiaco y hace un paro agudo al miocardio en el aeropuerto Rafael Núñez de Cartagena, la probabilidad de sobrevivir a este evento es alta.

De esto da fe el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) que mediante un simulacro evaluó este viernes al personal de esta terminal que logró la primera certificación como zona cardioprotegida que se da en Cartagena.

“La primera causa de mortalidad en Colombia y países desarrollados son los problemas cardiovasculares. Cada 20 minutos una persona en el mundo hace un paro cardiaco. Allí radica la importancia que todos los sitios de afluencia masiva tengan zonas cardioprotegidas porque no sabemos en qué momento la persona puede hacer un problema cardiaco y requerir la reanimación inmediata que va aumentar sus probabilidades de sobrevivir”, explicó Adriana Meza, directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis.

El simulacro de evaluación que se vivió en el aeropuerto de Cartagena es el último paso de un proceso que empezó hace más de dos años en todo su recurso humano, más de 100 personas, entre los que se encuentran quienes atienden al público, personal de seguridad, bomberos y sanidad.

Estas son las personas que más cerca están a un evento de este tipo y son los llamados a utilizar los equipos y empezar a hacer la reanimación hasta tanto llegue un personal mejor capacitado.

Miguel, médico del Hospital Universitario de New Jersey, quien al momento de la certificación que recibía el aeropuerto se encontraba saliendo para Nueva York, reafirmó la importancia de este hecho: “en eventos de este tipo es fundamental el tiempo, entre más rápido se actúe el paciente tiene más posibilidades de sobrevivir. Que cuenten con las herramientas y el personal entrenado va a garantizar que el paciente pueda recibir una atención inicial oportuna”.

Con este hecho además se cumple con el acuerdo 015 del 16 de octubre de 2014 del Concejo Distrital de Cartagena en el cual se establece que todos los sitios de afluencia masiva (estadios, aeropuertos, puertos, terminales, hoteles, sitios recreativos) deben tener una zona cardioprotegida que la conforman un grupo preparado en reanimación cardiopulmonar y un Desfribilador Externo Automático (DEA) para garantizar la atención adecuada cuando se presente un infarto o un paro cardio respiratorio.

En Cartagena hay muchos sitios que tienen Desfibriladores Externos Automáticos y personal entrenado, sin embargo, el aeropuerto es la primera zona que el Distrito certifica como cardioprotegida. Por lo anterior, el llamado es también a que más zonas que hoy cumplen las condiciones, soliciten la evaluación al Dadis y lograr también la certificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *